Hacia una nueva humanidad

nueva humanidad uniendo cielo y tierra

Ha llegado el momento de que los humanos pasemos a la adultez y nos hagamos plenamente responsables de nuestras vidas. 

Lo que quiero decir es que los humanos actuamos la mayoría del tiempo de una manera inconsciente y que, en lugar de seguir negándolo y mirando para otro lado, es necesario aceptarlo y empezar a observarlo como lo observaría un científico que quiere conocer de manera objetiva un suceso, con curiosidad, sin juicio y sin culpa. Una actitud de máxima sensibilidad y mínimo dramatismo nos puede ayudar a profundizar en nuestro interior, hacer gradualmente consciente lo inconsciente para poder liberarnos de las cadenas del miedo y la culpa y descubrir la verdad de lo que somos. 

Este proceso en muchas ocasiones es doloroso, porque al mirar con atención, con ganas de descubrir la verdad, podemos encontrar que nosotros estamos haciendo lo mismo que estamos criticando en otros, o que con nuestras actitudes estamos propiciando los comportamientos abusivos de los demás. También pueden surgir dolores, miedos y culpas cuyo origen desconocemos. La consigna es abrirnos a sentir en el cuerpo todas las sensaciones que aparezcan, pero dejando las interpretaciones de lado, solo sentir, sin contarnos historias justificadoras, victimizantes o acusadoras. Otra consigna importante es dejar de empeñarnos en juzgar lo que es bueno y lo que es malo de manera absoluta o universal y empezar a discernir lo que es bueno o deseable y malo o desechable para nosotros mismos en cada momento presente de nuestras vidas. Lo primero es algo que está fuera de nuestro alcance, ya que lo que es bueno para uno puede ser malo para otro y no tenemos acceso a la visión universal. Lo segundo nos ayudará a vivir nuestras vidas con plenitud y gozo.

Imagino un mundo con personas conscientes y responsables al cien por cien de sí mismas, un mundo de humanos que habitan su cuerpo y por fin han llegado a su etapa de adultez, por fin se han hecho responsables de su bienestar material, emocional y espiritual y han dejado de buscar fuera, mendigando o exigiendo, lo que estaba dentro. Ahora ya pueden abrirse de verdad a dar y recibir, a fluir con la vida. Imagino un Paraíso en la Tierra

Les animo a la introspección. Cuantas más personas se decidan a ser responsables de sus propias vidas, antes podremos disfrutar del Paraíso en la Tierra

1 pensamiento sobre “Hacia una nueva humanidad”

  1. La idea que sugieres me parece elevada y de gran trascendencia. Verdaderamente me gustaría creer que ya estamos listos para dar el salto. No sé si la situación que estamos viviendo en estos momentos nos hará darnos cuenta de lo que es realmente trascendente.

    Globalmente hablando veo que el mundo aún se mueve por intereses, pero la traba más grande que encuentro es que la gran mayoría de los seres humanos siguen (seguimos) creyendo que vivimos la realidad y somos conscientes de ella. Mientras no pongamos en duda esta premisa es difícil que nos demos cuenta de nuestra inconsciencia.

    Sin embargo lo que tu texto me sugiere más claramente es que la tarea es personal, consiste en hacernos responsables de nuestro vivir cada momento para poder conectar con la felicidad y el amor que somos y así transmitirlo, sin pretenderlo, a los que nos rodean, de tal forma que se forme una masa crítica que nos eleve a todos juntos en la Conciencia de Ser.

    Ojalá así sea.
    mcsr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: María del Mar Martínez Alarcón
Finalidad: La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la consulta que realizas en este blog.
Legitimación: Tu consentimiento explícito de que quieres recibir esta información
Destinatarios: Los datos que me facilitas están en mi servidor de web y email OVH y en los servidores de Google Drive, todos ellos que cumplen con la RGPD
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@marconsciente.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.